El dolor que santifica

5

El dolor que santificaMuchas veces te habrás preguntado por qué ciertas personas permanecen años y años sufriendo, sin morir. A primera vista, parece que no tiene sentido el sufrimiento de esas personas inválidas o ancianas que, lentamente, se van consumiendo entre dolores y privaciones.

La fe, por consiguiente, es la que te da la respuesta.

La Pasión de Jesucristo viene a dar un sentido nuevo al dolor. A partir de la Cruz, el sufrimiento se vuelve redentor. Nos santifica a nosotros y a los demás. En vista de la eternidad, nuestra vida es comparada al “al soplo del viento que pasa”, y por eso todo sufrimiento es pasajero cuando recordamos los tesoros infinitos que Dios reservó para el que Él ama.

Los justos serán probados por Dios, dice la Escritura, y el dolor los purificará de sus pecados, llegando a ser semejantes a Cristo.

“Los probo, como se prueba el oro en el crisol

donde se funde el metal,

Y los aceptó como víctimas

consumidas por el fuego.”

(San 3,6)

La persona que sufre por mucho tiempo y sabe aceptar con amor sus sufrimientos, no solamente se santifica a sí misma sino que, además, engrandece el Cuerpo de Cristo y hace que la Iglesia de los hermanos en la fe crezca abundantemente.

¿La persona inválida no es acaso una oportunidad que Dios te ofrece para que, tú, que estás bien físicamente y tienes salud, te ejercites en la caridad?

Tú no estás conforme porque tu papá, tu mamá o  tu hijo han sufrido mucho tiempo, pero Dios ve mejor que tú el momento exacto para llamar a alguien.

Cree, amigo: Nada acontece en vano en este mundo. Todo está previsto por Dios. Nosotros a veces no entendemos nada de nada. Porque somos pobres, limitados, con mayor razón frente al misterio.

Fragmento del libro: “Él enjugará tus lágrimas” del Padre Carlos A. Schmitt





5 comentarios para “El dolor que santifica”

  1. Gloria dice:

    Me parece hermosa su pagina, estuve hospitalizada con anemia y ahora que sali me recomendaron tomar hierro, buscando jugos o licuados con hierro llegue a esta seccion y estoy segura que Dios la puso en mi busqueda. Lei “El dolor santifica” y me ha hecho mucho bien al alma. Ya que la anemia es a consecuencia de otras enfermedades que he padecido por bastante tiempo.
    GRACIAS POR COMPARTIR COSAS TAN BELLAS.

  2. jose antonio mtz. dice:

    buscando la misa dominical para mi madre ya que no puede ir a misa y batalla para leer la biblia yo se la leo de vez en cuando y me tope con esta pagina en la que me hace reflexinar sobre el dolor que ha padecido mi madre durante avanzada en edad con dolores de escoliosis lumbar y me doy cuenta de que todo es por obra del señor para hacer reflexionar a uno sobre los dolores y sufrimientos de JESUS EN LA CRUZ. Dios sabe hasta cuando nos tiene en este mundo para cumplir el camino que nos tiene marcado es demasiado cierto que el dolor nos marca el proceso de limpieza espiritual al que todos tenemos que ser sometidos. Les doy infinitas gracias por tener esta pagina y que Dios los bendiga a todos.

  3. Lucia dice:

    Gracias por ser instrumento de Dios para que otros tantos como yo podamos conocerlo cada vez más ante esas situaciones que avees no entendemos por que pasan. Dios los siga bendiciendo de su sabiduria para que sigan compartiendo estas reflexiones que hacen conocer a Jesus pero también crecer en la Fe. Su amiga una misionera laica de Culiacán Sinaloa.

  4. Roberto Pastor G dice:

    Estoy pasando por una situacion muy dificil y que me ha causado tanto dolor en la vida, enfrentando a un divorcio que ya no tiene vuelta atras y buscando lecturas que me fortalezcan el alma herida lei esto, que de alguna manera me hace entender que dios es el unico que sabe porque suceden las cosas. Les agradezco por publicar cosas asi que de una u otra forma nos hacen aceptar la vida aunque a veces duela mucho. Bendicines para todos ustedes.

  5. Fabian dice:

    Quien como Dios?

    Hermanito tengo una pregunta, Santiago 3, 6 no dice “Los probo, como se prueba el oro en el crisol donde se funde el metal, Y los aceptó como víctimas consumidas por el fuego.”

    (San 3,6)

    No sera sabiduria 3, 6 ?

    Dios los Bendiga

Dejar un comentario