Reflexión de José Prado Flores sobre Las Bodas de Caná

2

Reflexión de Jose Prado Flores sobre el pasaje de Las Bodas de Caná, del evangelio de San Juan 2,1-12.

Evangelio de San Juan 2,1-12. Tres días más tarde se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: “No tienen vino. Jesús le respondió: “Mujer, ¿por qué te metes en mis asuntos? Aún no ha llegado mi hora. Pero su madre dijo a los sirvientes: “Hagan lo que él les diga. Había allí seis recipientes de piedra, de los que usan los judíos para sus purificaciones, de unos cien litros de capacidad cada uno. Jesús dijo: “Llenen de agua esos recipientes. Y los llenaron hasta el borde. Saquen ahora, les dijo, y llévenle al mayordomo. Y ellos se lo llevaron. Después de probar el agua convertida en vino, el mayordomo llamó al novio, pues no sabía de dónde provenía, a pesar de que lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Y le dijo: “Todo el mundo sirve al principio el vino mejor, y cuando ya todos han bebido bastante, les dan el de menos calidad; pero tú has dejado el mejor vino para el final. Esta señal milagrosa fue la primera, y Jesús la hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él. Jesús bajó después a Cafarnaún con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allí solamente algunos días.

Evangelizacion.net





2 comentarios para “Reflexión de José Prado Flores sobre Las Bodas de Caná”

  1. Ailyn says:

    Hola, le felicito por su blog, muy completo!
    le invito a inscribirlo en el Directorio de Blogs Católicos.
    http://dirblogscatolicos.blogspot.com
    Dios le acompañe

Dejar un comentario

Página 1 de 11