Salmos para orar en la enfermedad y sufrimiento

305

Salmos para orar en la enfermedad y sufrimientoEl hombre ha sido llamado a la alegría, sin embargo carga cotidianamente múltiples formas de dolor y sufrimiento. Y son los enfermos la más clara y frecuente fuente del sufrimiento humano, por esa razón a continuación he recopilado algunos de los Salmos más significativos para leer cuando la enfermedad y el dolor llegan a nuestra vida. En sus palabras, por si mismos, son enormes causes de amor, paz y esperanza en Dios.

Súplica del enfermo grave – Salmo 6

2 Señor, no me reprendas en tu ira, ni me castigues si estás enojado. 3 Ten compasión de mí que estoy sin fuerzas; sáname pues no puedo sostenerme. 4 Aquí estoy sumamente perturbado, y tú, Señor, ¿hasta cuándo?… 5 Vuélvete a mí, Señor, salva mi vida, y líbrame por tu gran compasión. 6 Pues, ¿quién se acordará de ti entre los muertos? ¿Quién te alabará donde reina la muerte? 7 Extenuado estoy de tanto gemir, cada noche empapo mi cama y con mis lágrimas inundo mi lecho. 8 Mis ojos se consumen de tristeza, he envejecido al ver tantos enemigos. 9 Aléjense de mí, ustedes malvados, porque el Señor oyó la voz de mi llanto. 10 El Señor atendió mi súplica, el Señor recogió mi oración. 11 ¡Que todos mis contrarios se confundan, y no puedan reponerse, que en un instante se corran, llenos de vergüenza!

Acción de gracias después de una grave enfermedad – Salmo 30

2 Te alabaré, Señor, porque me has levantado y muy poco se han reído mis contrarios. 3 Señor, Dios mío, clamé a ti y tu me sanaste. 4 Señor, me has sacado de la tumba, me iba a la fosa y me has vuelto a la vida. 5 Que sus fieles canten al Señor, y den gracias a su Nombre santo. 6 Porque su enojo dura unos momentos, y su bondad toda una vida. Al caer la tarde nos visita el llanto, pero a la mañana es un grito de alegría. 7 Cuando me iba bien, decía entre mí: “Nada jamás me perturbará”. 8 Por tu favor, Señor, yo me mantenía como plantado en montes poderosos; apenas escondiste tu rostro, vacilé. 9 A ti clamé, Señor, a mi Dios supliqué. 10 “¿Qué ganas si me muero y me bajan al hoyo? ¿Podrá cantar el polvo tu alabanza o pregonar tu fidelidad? 11 ¡Escúchame, Señor, y ten piedad de mí; sé, Señor, mi socorro! 12 Tú has cambiado mi duelo en una danza, me quitaste el luto y me ceñiste de alegría. 13 Así mi corazón te cantará sin callarse jamás ¡Señor, mi Dios, por siempre te alabaré!

Oración confiada en un momento de angustia – Salmo 31

2 A ti, Señor, me acojo, no quede yo nunca defraudado: ¡tú que eres justo, ponme a salvo! 3 Inclina tu oído hacia mí, date prisa en librarme. Sé para mí una roca de refugio, el recinto amurallado que me salve. 4 Porque tú eres mi roca y mi fortaleza; por tu nombre me guías y diriges. 5 Sácame de la red que me han tendido, porque eres tú mi refugio. 6 En tus manos encomiendo mi espíritu, y tú, Señor, Dios fiel, me librarás. 7 Aborreces a los que adoran ídolos vanos, pero yo confío en el Señor. 8 Gozaré y me alegraré de tu bondad porque has mirado mi aflicción y comprendido la angustia de mi alma; 9 no me dejaste en manos del enemigo, me has hecho caminar a campo abierto. 10 Ten piedad de mí, Señor, pues estoy angustiado; mis ojos languidecen de tristeza. 11 Mi vida se consume en la aflicción y mis años entre gemidos; mi fuerza desfallece entre tanto dolor y mis huesos se deshacen. 12 Mi enemigo se alegra, mis vecinos se horrorizan, y se espantan de mí mis conocidos: si me ven en la calle, se alejan de mí. 13 Se olvidaron de mí, como de un muerto, soy como un objeto inservible. 14 Oigo los cuchicheos de la gente, y se asoma el terror por todas partes. Se unieron todos en mi contra, tramaron arrebatarme la vida. 15 Pero yo, Señor, confío en ti, yo dije: Tú eres mi Dios. 16 Mi porvenir está en tus manos, líbrame de los enemigos que me persiguen. 17 Que sobre tu servidor brille tu rostro, sálvame por tu amor. 18 A ti clamé, Señor, no sea confundido; confundidos sean los impíos, lánzalos a la mansión del silencio. 19 Enmudece los labios embusteros, que hablan insolencias contra el justo con orgullo y desprecio. 20 Qué bondad tan grande, Señor, es la que reservas para los que te temen. Se la brindas a los que en ti esperan, a la vista de los hijos de los hombres. 21 En secreto, junto a ti los escondes, lejos de las intrigas de los hombres; los mantienes ocultos en tu carpa, y los guardas de las querellas. 22 Bendito sea el Señor, su gracia hizo maravillas para mí: Mi corazón es como una ciudad fuerte. 23 Yo decía en mi desconcierto: “Me ha arrojado de su presencia”. Pero tú oías la voz de mi plegaria cuando clamaba a ti. 24 Amen al Señor todos sus fieles, pues él guarda a los que le son leales, pero les devolverá el doble a los soberbios. 25 Fortalezcan su corazón, sean valientes, todos los que esperan en el Señor.

Súplica de un enfermo que se reconoce culpable – Salmo 38

2 Señor, no me reprendas en tu enojo, ni me castigues si estás indignado. 3 Pues tus flechas en mí se han clavado, y tu mano se ha cargado sobre mí. 4 Nada quedó sano en mí por causa de tu ira, nada sano en mis huesos, después de mi pecado. 5 Mis culpas llegan más arriba de mi cabeza, pesan sobre mí más que un fardo pesado. 6 Mis llagas supuran y están fétidas, debido a mi locura. 7 Ando agobiado y encorvado, camino afligido todo el día. 8 Mi espalda arde de fiebre y en mi carne no queda nada sano. 9 Estoy paralizado y hecho pedazos, quisiera que mis quejas fueran rugidos. 10 Señor, ante ti están todos mis deseos, no se te ocultan mis gemidos. 11 Mi corazón palpita, las fuerzas se me van, y hasta me falta la luz de mis ojos. 12 Compañeros y amigos se apartan de mis llagas, mis familiares se quedan a distancia. 13 Los que esperan mi muerte hacen planes, me amenazan los que me desean lo peor, y rumian sus traiciones todo el día. 14 Pero yo, como si fuera sordo, no oigo; soy como un mudo que no abre la boca, 15 como un hombre que no entiende nada y que nada tiene que contestar. 16 Pues en ti, Señor, espero; tú, Señor mi Dios, responderás. 17 Yo dije: “Que no se rían de mí, ni canten victoria si vacilan mis pasos”. 18 Ahora estoy a punto de caer, y mi dolor no se aparta de mí. 19 Sí, quiero confesar mi pecado, pues ando inquieto a causa de mi falta. 20 Son poderosos mis enemigos sin causa, incontables los que me odian sin razón. 21 Me devuelven mal por bien, y me condenan porque busco el bien. 22 ¡Señor, no me abandones, mi Dios, no te alejes de mí! 23 ¡Ven pronto a socorrerme, oh Señor, mi salvador!

Acción de gracias de un enfermo restablecido – Salmo 41

2 Feliz el que se acuerda del pobre y del débil, en el día malo lo salvará el Señor; 3 el Señor lo guardará, lo mantendrá con vida y feliz en esta tierra: – no lo dejarás en manos de sus enemigos- 4 El Señor lo acompaña en su lecho de dolor y le arregla la cama mientras está enfermo. 5 Yo dije: “Señor, apiádate de mí, sáname porque he pecado contra ti”. 6 Mis enemigos me desean lo peor: “A ver si se muere y ya no se habla más de él”. 7 Si alguien viene a verme, habla por hablar, pero se informa para dañarme; apenas está fuera, esparce sus rumores. 8 Mis enemigos se juntan y cuchichean, mientras comentan mi mal: 9 “Este ataque no es una cosa buena, cayó a la cama para no levantarse”. 10 Hasta mi amigo seguro en el que yo confiaba, que mi pan compartía, se ha vuelto en contra mía. 11 Pero tú, Señor, ten piedad de mí, ponme en pie, que quiero pagarles con lo mismo. 12 Que mis enemigos no canten victoria, y reconoceré que me valoras. 13 Tú me asistirás, Señor, porque no hay falta en mí, y me mantendrás en tu presencia para siempre. 14 ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde siempre y para siempre! ¡Así sea!

Lamentación en medio de un peligro mortal – Salmo 88

2 Señor, mi Dios, te clamo a ti de día, y de noche me quejo en tu presencia. 3 Que hasta ti llegue mi oración, presta atención a mi clamor. 4 Pues de pruebas mi alma está saturada y mi vida está al borde del abismo. 5 Me cuentan entre los que bajan a la fosa, soy un hombre acabado, 6 que ya tiene su cama entre los muertos, parecido a los cuerpos tirados en la tumba, de los cuales ya no te acuerdas, y que se han sustraído de tu mano. 7 Me arrojaste a las cavernas inferiores, a las tinieblas, a los abismos; 8 tu cólera ha pesado sobre mí y me han arrollado todas tus olas. 9 Alejaste de mí a mis conocidos, hiciste que me miraran con horror. Estoy encerrado y no puedo salir, 10 el sufrimiento mis ojos ha gastado. Señor, a ti clamo todo el día, y mis manos extiendo hacia ti. 11 ¿Harás milagros para los difuntos, se levantarán sus sombras para alabarte? 12 ¿Se hablará de tu bondad entre los muertos, de tu lealtad donde todo está perdido? 13 ¿Admirarán tus maravillas en lo oscuro, y tu justicia en la tierra del olvido? 14 Yo, por mi parte, clamo a ti, Señor, y de mañana sube a ti mi oración. 15 ¿Por qué, Señor, entonces, me rechazas y me escondes tu cara? 16 Soy pobre y enfermizo desde niño, sufrí tus golpes y me quedo sin fuerzas; 17 tus cóleras han pasado sobre mí, tus espantos me han aniquilado. 18 Como las aguas me arrollan todo el día, y me cercan todos de una vez. 19 De mí alejaste amigos y compañeros, y son mi compañía las tinieblas.





305 comentarios para “Salmos para orar en la enfermedad y sufrimiento”

  1. Cheli dice:

    Javier, desde México, bendiciones y liberación para Luis Alberto Vargas Mora y toda su familia.

  2. jesus cabello dice:

    yurvis desde venezuela, bendiciones para mi esposo jesus por quien pado sus oraciones y la gran bendicion de dios para que salga bien de una operacion venidera ya que lo necesita mucho, necesita de Dios padre para reponerse largo tiempo de sufrimientos por su mal de salud. amen

  3. PEPE dice:

    PEPE DESDE LA CD. DE MEXICO PADRE BUENO EN EL NOMBRE GLORIOSO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y DEL AMOR DEL ESPIRITU SANTO LOS GUARDE LES DE SALUD DERRAME SUS BENDICIONES EN MIS SERES QUERIDOS DE LA FAMILIA DIAZ LAPARRA HAYA EN BELLA VISTA CHIAPAS

  4. Angelica dice:

    Padre eterno yo cofio en ti, y te doy gracias todos los dias por tus vendiciones, y gracias tambien por que me hiciste mas fuerte y ahora comprendo el dolor de los enfermos atraves de la enfermedad que me aqueja ami, padre que sea solo tu voluntad y no la mia como te digo siempre, solo te pido dame la fuerza para poder soprtar este mal, y si tu voluntad es sanarme pues que sea asi, tu sabes que yo siempre te rendire culto y alabansas, y donde quiera que yo vaya siempre hablare de ti con amor. AMEN.

  5. rosa angela gonzAleZ dice:

    Graacias por sus oraciones, pido en esta noche por mi madre trinidad. Señor cura su alma, su cuerpo y su espiritu.

  6. Verónica Sánchez dice:

    Señor alabado seas padre celestial te pido encarecidamente sanes a mi esposo Miguel A R P te lo pido encarecidamente padre mío arrepentidos estamos su te hemos fallado tu sabes padre mío todo lo que pasamos el error tan grave que cometió, hoy estamos agradecidos por el reencuentro y la unión como matrimonio nos hemos perdonado lo he perdonado padre mío ahora te pido que lo sanes, queremos y es necesario recuperar todo el tiempo perdido te lknpuedo padre bondadoso no nos abandones en este momento nos ponemos en tus manos padre celestial.

  7. aida macarena dice:

    Gracias Señor porque en este momento de angustia y sufrimiento por el dolor que afectaba a mi hija,con el rezo del santo rosario y de los salmos recomendados en la enfermedad…el olor ha cedido.
    BENDITO SEAS PADRE MÍO! BENDITA MARÍA MADRE DE DIOS!

  8. PILY dice:

    SEÑOR TODOS LOS MEDICOS DICEN QUE LA SRA DE MIRANDA TIENE POCAS HORAS DE VIDA, PERO YO SE EN MI CORAZON QUE LA SANARAS PARA TU GLORIA, EN EL BENDITO NOMBRE DE JESUS DECLARO POR FE QUE TU MOSTRARAS TU PODER SANANDO Y REPRENDIENDO LA ENFERMEDAD QUE LA AQUEJA EN ESTE MINUTO.
    GLORIA A TI PADRE HOY Y SIEMPRE AMEN

  9. Lale dice:

    Dios… tu que sabes nuestros dolores, plegarias y sufrimientos, intercede por nosotros, especialmente por la gracia que te solicito en estos momentos. Danos buenas noticias, llénanos de valor y salud, haz que nuestras enfermedades se curen y podamos ser testigos de tu bondad y misericordia… Bendícenos y no nos olvides. Amen.

  10. VICENTE E. dice:

    SEÑOR JESUS SE MIS CONDICIONES DE DEBILIDAD HUMANA, TU MAS QUE NADIE ME CONOCES Y CONOCES A CADA UNO, SE QUE DISTE TU VIDA Y DERRAMASTE TU SANGRE POR MI … POR TODA LA HUMNIDAD, POR ESO, HOY QUE TENGO ESTA ENFERMEDAD ACUDO A TU BONDAD COMO TANTAS VECES LO HE HECHO.. Y NUNCA ME HAZ FALLADO…. TE PIDO Y TE OFREZCO ESTA ENFERMEDAD PARA QUE AUNQUE NO VALGA NADA… LA QUIERO UNIR Y OFRECER PARA TU GLORIA SEÑOR… PARA QUE UNIDO A TUS MERITOS SEAN FUENTE EFICAS DE BENDICIONES PARA MIS HERMANOS QUE HOY Y SIEMPRE ACUDEN A TI, SEAN SANADOS ELLOS O POR QUIENES PIDEN… TE LO PIDO SEÑOR POR AQUELLA HORA AMARGA EN QUE EN EL HUERTO DE LOS OLIVOS ORASTE ANTES NUESTRO PADRE Y TE DISTE A TI MISMO PARA NOSOTROS COMO OFRENDA AGRADABLE A NUESTRO PADRE Y PODER REIVINDICARNOS CON EL DIOS ETERNO… A TI TODO EL HONOR Y LA GLORIA POR SIEMPRE SEÑOR….

  11. Señor gracias por la salud de mi FElix Novak. CReo en tu amor y justicia. Gracias por dármelo de nuevo en esta vida con salud alegría amor paz… Rebosante de gozo para una larga vida junto con nosotros y santísima voluntad. Gracias señor.mi confianza en ti será vista por siempre. Gracias padre mi fe en ti esta fundada en nuestro porvenir y tu amor nos protege y guía. Amén amen amen..

  12. Hector dice:

    Señor te piedad y misericordia por todos tus hijos y emos suplicado y te hemos suplicado por esa sanacion ..
    Dios padre sananos señor no por nuestros meritos sino por tu infinita misericordia ….AMEN

  13. Maria dice:

    Por un ancianito que acabo de mirar que se Mira que tiene much a difficulties para caminAr estaba solito me dio much a tristeza pido much a oracion por el y todos los ancianitos que estan solos y con dificultade. Que. Dios mande muchos Angeles terrenales para que Los ayudemos.

  14. Alexandra dice:

    Señor mio piadosisimo ,te pido con todo el amor que te tengo y te imploro que pongas tu mano sobre Rodolfo que en estos momentos esta pasando momentos dificiles con esta enfermedad,dale fuerza y fe para sobrellevar esto que loa queja y si es tu voluntad sanalo y salvalo para que este con su familia. Señor cuidalo, bendiceloy que se haga tu voluntad Señor de misericordia.

  15. juan bolaños dice:

    señordiosmionomeabandonesamen

Dejar un comentario

Página 1 de 11