Artículos de ‘Jesús’

Alma de Cristo – Oración de San Ignacio de Loyola

Alma de Cristo (San Ignacio de Loyola) Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. […]

Alma de Cristo – Oración de San Ignacio de Loyola

Hazme un Intrumento de tu Paz

Letra y Video de uno de los más bellos y emblemáticos cantos franciscanos: Hazme un Instrumento de tu Paz Hazme un instrumento de tu paz donde hay odio lleve yo tu amor donde hay injuria tu perdón señor donde haya duda fe en ti CORO: Maestro ayúdame a nunca buscar querer ser consolado como consolar […]

Hazme un Intrumento de tu Paz

Sáname mi Señor – Felipe Gómez

  Señor mío, no entiendo tus designios, los dolores de la dura enfermedad, tú que estabas cubierto por las llagas,  hoy te pido que de mi tengas piedad. Le volviste la vida al moribundo y los cielos te pudieron contemplar. Mira el llanto que cubre mis mejillas  y me azota tanta debilidad. Sáname mi señor, […]

Sáname mi Señor – Felipe Gómez

No temas – Kimberly Kramar

  No temas. Dios está hablando a tu corazón en este momento con esa palabra. No temas, no tengas miedo, Dios está con nosotros. Hoy es un día maravillo en el cual Tu y Yo tenemos la dicha, la bendición de contarnos en la presencia de nuestro Dios. Un Dios lleno de amor, un padre […]

No temas – Kimberly Kramar

Qué Rezar cuando estoy Enfermo

QUE SE HAGA TU VOLUNTAD Señor, dentro de mí todo se rebela contra el sufrimiento necesito de tu gracia para pronunciar las mismas palabras que dijiste a tu padre: “Que se haga tu voluntad”. Ayúdame a aceptar mi enfermedad y a creer que a pesar de inactividad, puedo ser útil a mis hermanos. Hazme entender […]

Qué Rezar cuando estoy Enfermo

Jaime Reportándose

El sacerdote hacia su recorrido por la iglesia cada mediodía. Hace ya un tiempo, un día al abrir la puerta,  se encontró un hombre sin afeitar, con una camisa gastada y un abrigo viejo y deshilachado. El hombre se arrodilló, inclinó la cabeza, luego se levantó y se fue. Aquello fue el comienzo de una […]

Jaime Reportándose