La Virgen María en las Escrituras – Curso de Biblia con Frank Morera

0

frank-morera

En este Curso de Biblia donde Frank Morera nos explica el papel fundamental de la Virgen María en todas las Sagradas Escrituras.

También hace una defensa apologética contra los ataques que recibe la santísima virgen por parte de muchos protestantes.

Lucas 1,30-38. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

María en la Biblia

https://youtu.be/XWiHZ0m1RnU

https://youtu.be/Q7yFxzdCOP4

La Virgen María en las Escrituras – Curso de Biblia con Frank Morera

Curso de Introducción a la Biblia – Fray Nelson Medina

1

biblia

Fray Nelson Medina nos lleva a través de 13 capítulos a conocer los fundamentos del estudio de la Biblia. Este curso forma parte de una serie de cursos llamada “Al tablero con Fray Nelson” que se transmite en el canal católico colombiano Cristo Visión.

1. ¿Qué es la Biblia?

La Biblia es ante todo TESTIMONIO. No es ni quiere ser libro de ciencia o historia; no es en primer filosofía ni literatura. De la Biblia podemos entonces conocer en primer lugar qué ha hecho Dios en la vida de muchos testigos.

2. ¿Quién escribió la Biblia?

La Biblia es “Palabra de Dios,” con lo cual queremos decir que tiene a Dios por autor. Pero los seres humanos, ¿eran autores también? ¿En qué sentido?

3. ¿Qué Biblia Utilizar?

¿Por qué hay Biblias con más libros o menos libros? ¿Son válidas todas las traducciones disponibles en el mercado?

4. La Biblia y Otros Libros Sagrados

¿Son equivalentes los libros sagrados que usan las distintas religiones? ¿Hay que mirarlos como senderos que llevan todos a la cumbre de la misma montaña? Curso de Introducción a la Biblia – Fray Nelson Medina

ESTE HIJO MÍO ESTABA MUERTO Y HA VUELTO A LA VIDA – 24 Domingo Tiempo Ordinario

0

Lecturas del 24 Domingo de Tiempo Ordinario.

hijo-prodigo-2

PRIMERA LECTURA

Del libro del Éxodo: 32, 7-11. 13-14. En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: “Anda, baja del monte, porque tu pueblo, el que sacaste de Egipto, se ha pervertido. No tardaron en desviarse del camino que yo les había señalado. Se han hecho un becerro de metal, se han postrado ante él y le han ofrecido sacrificios y le han dicho: ‘Éste es tu Dios, Israel; es el que te sacó de Egipto’ “.El Señor le dijo también a Moisés: “Veo que éste es un pueblo de cabeza dura. Deja que mi ira se encienda contra ellos hasta consumirlos. De ti, en cambio, haré un gran pueblo”. Moisés trató de aplacar al Señor, su Dios, diciéndole: “¿Por qué ha de encenderse tu ira, Señor, contra este pueblo que tú sacaste de Egipto con gran poder y vigorosa mano? Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Jacob, siervos tuyos, a quienes juraste por ti mismo, diciendo: ‘Multiplicaré su descendencia como las estrellas del cielo y les daré en posesión perpetua toda la tierra que les he prometido’ “.Y el Señor renunció al castigo con que había amenazado a su pueblo.

SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 50, 3-4. 12-13. 17 y 19
. R/. Me levantaré y volveré a mi padre.
Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. R/.
Crea en mí, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos. No me arrojes, Señor, lejos de ti, ni retires de mí tu santo espíritu.R/.
Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza. Un corazón contrito te presento, y a un corazón contrito, tú nunca lo desprecias. R/.

SEGUNDA LECTURA

De la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo: 1, 12-17. Querido hermano: Doy gracias a aquel que me ha fortalecido, a nuestro Señor Jesucristo, por haber me considerado digno de confianza al ponerme a su servicio, a mí, que antes fui blasfemo y perseguí a la Iglesia con violencia; pero Dios tuvo misericordia de mí, porque en mi incredulidad obré por ignorancia, y la gracia de nuestro Señor se desbordó sobre mí, al darme la fe y el amor que provienen de Cristo Jesús. Puedes fiarte de lo que voy a decirte y aceptarlo sin reservas: que Cristo Jesús vino a este mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero Cristo Jesús me perdonó, para que fuera yo el primero en quien él manifestara toda su generosidad y sirviera yo de ejemplo a los que habrían de creer en él, para obtener la vida eterna. Al rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

EVANGELIO

Del santo Evangelio según san Lucas: 15, 1-32. En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores para escucharlo; por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: “Éste recibe a los pecadores y come con ellos”. Jesús les dijo entonces esta parábola: “¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se le perdió hasta encontrarla? Y una vez que la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa, reúne a los amigos y vecinos y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido’. Yo les aseguro que también en el cielo habrá más alegría por un pecador que se convierte, que por noventa y nueve justos, que no necesitan convertirse. ¿Y qué mujer hay, que si tiene diez monedas de plata y pierde una, no enciende luego una lámpara y barre la casa y la busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la moneda que se me había perdido’. Yo les aseguro que así también se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte”. También les dijo esta parábola: “Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos le dijo a su padre: ‘Padre, dame la parte de la herencia que me toca’. Y él les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se fue a un país lejano y allá derrochó su fortuna, viviendo de una manera disoluta. Después de malgastarlo todo, sobrevino en aquella región una gran hambre y él empezó a pasar necesidad. Entonces fue a pedirle trabajo a un habitante de aquel país, el cual lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. Tenía ganas de hartarse con las bellotas que comían los cerdos, pero no lo dejaban que se las comiera. Se puso entonces a reflexionar y se dijo: ‘¡Cuántos trabajadores en casa de mi padre tienen pan de sobra, y yo, aquí, me estoy muriendo de hambre! Me levantaré, volveré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Recíbeme como a uno de tus trabajadores’. Enseguida se puso en camino hacia la casa de su padre. Estaba todavía lejos, cuando su padre lo vio y se enterneció profundamente. Corrió hacia él, y echándole los brazos al cuello, lo cubrió de besos. El muchacho le dijo: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo’. Pero el padre les dijo a sus criados: ‘¡Pronto!, traigan la túnica más rica y vístansela; pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies; traigan el becerro gordo y mátenlo. Comamos y hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado’. Y empezó el banquete. El hijo mayor estaba en el campo, y al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y los cantos. Entonces llamó a uno de los criados y le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: ‘Tu hermano ha regresado, y tu padre mandó matar el becerro gordo, por haberlo recobrado sano y salvo’. El hermano mayor se enojó y no quería entrar. Salió entonces el padre y le rogó que entrara; pero él replicó: ‘¡Hace tanto tiempo que te sirvo, sin desobedecer jamás una orden tuya, y tú no me has dado nunca ni un cabrito para comérmelo con mis amigos! Pero eso sí, viene ese hijo tuyo, que despilfarró tus bienes con malas mujeres, y tú mandas matar el becerro gordo’. El padre repuso: ‘Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado’”.

https://youtu.be/tVc4EyIYEbo

—————————————————-

Cursos de Biblia.

Introducción a la Biblia 
La Misa en la Biblia 
Evangelización Fundamental
Kerigma Cristiano

San Juan, el Evangelio de los 7 Signos – Curso de Biblia – Pepe González

6

San Juan el Evangelio de los 7 Signos

En este curso bíblico el profesor Pepe González nos guiará a través del Santo Evangelio de Jesucristo según San Juan para entender el significado de cada uno de los 7 signos (milagros) que encontramos en este santo evangelio y de paso iremos reflexionando sobre la profundidad teológica del mismo.

Se considera al Santo Evangelio de Jesucristo según san Juan, como la cúspide toda la escritura, es decir, todo la biblia se ordena en función de este evangelio de nuestro Señor Jesucristo. San Juan es el Evangelio del discípulo a quien más amaba nuestro Señor, aquel que escucho el Sagrado Corazón de Jesús tan cerca como nadie más lo ha hecho.

Este curso fue transmitido durante el 2011 en el canal católico de Mariavisión (mariavision.com), en el programa “Palabras de Vida” que se transmite todos los miércoles a las 9:30 pm tiempo de México.

“Eran como las 4 de la tarde” (Juan 1,35-39) ¿Por qué este dato es importante? Porque el cuarto evangelio se escribe aproximadamente 70 años después de los acontecimientos de la vida de Jesucristo, es decir han pasado 70 años ¿Tu te acuerdas de algún suceso importante en tu vida de hace 10 años, o 20, 30, 40, 50, 60, 70 años? Es una vida. Juan tiene alrededor de 84-85 años cuando está consignando por escrito el evangelio. Cuando conoció a Jesús, Juan, según muchas tradiciones se dice que tenía alrededor de 17 o 18 años, era un jovencito, era un adolescente, era el más joven del grupo de los 12 apóstoles del Cordero. Y algo que nos llama la atención precisamente en el relato vocacional que él se acuerda de la hora en que se encontró con Cristo, “las 4 de la tarde” Esto indica que fue un encuentro real porque Juan después de 70 años de haberse encontrado con Cristo no olvida la hora… Esto tiene mucha importancia porque fue el momento en que San Juan se transforma, es el parte aguas en su vida…

01. Introducción al Evangelio de San Juan

https://youtu.be/RKoI2yol_uY

 

02. Características del Evangelio de San Juan

https://youtu.be/jrAQX_OU-YM

 

03. Primer Signo – Jesús Convierte el Agua en Vino – Juan 2 (1ra parte)

https://youtu.be/G-u2X5vSc84

 

04. Primer Signo – Jesús Convierte el Agua en Vino – Juan 2 (2da parte) San Juan, el Evangelio de los 7 Signos – Curso de Biblia – Pepe González

Sopla Sobre esos Huesos para que Vivan – Salvador Gómez

0

salvador-gomez

Salvador Gómez reflexiona sobre Ezequiel 37, donde el Espíritu de Dios demuestra que es capaz de volver a la vida a un montón de huesos secos, para convertirlos en un gran ejercito que luche en favor de Dios.

Ezequiel 37,1-14. La mano de Yavé se posó sobre mí. Yavé me hizo salir por medio de su espíritu. Me depositó en medio de un valle, que estaba lleno de huesos humanos. Me hizo recorrer el valle en todos los sentidos; los huesos esparcidos por el suelo eran muy numerosos, y estaban completamente secos. Entonces me dijo: “¿Hijo de hombre, podrán revivir estos huesos?” Respondí: “Yavé, tú lo sabes.” Me dijo: “Profetiza con respecto a estos huesos, les dirás: ¡Huesos secos, escuchen la palabra de Yavé! Esto dice Yavé a estos huesos: Haré que entre en ustedes un espíritu, y vivirán. Pondré en ustedes nervios, haré que brote en ustedes la carne, extenderé en ustedes la piel, colocaré en ustedes un espíritu y vivirán: y sabrán que yo soy Yavé.” Hice según lo que se me había ordenado y, mientras profetizaba, se produjo una gran agitación: los huesos se acercaron unos a otros. Miré: vi cómo se cubrían de nervios, brotaba la carne y se extendía sobre ellos la piel. Pero no había en ellos espíritu. Entonces me dijo: “¡Profetiza, hijo de hombre, llama al Espíritu! Dirás al Espíritu: Esto dice Yavé: ¡Espíritu, ven desde los cuatro vientos, sopla sobre estos muertos para que vivan!” Profeticé según la orden que había recibido y el espíritu entró en ellos; recuperaron la vida se levantaron sobre sus pies: era una multitud grande, inmensa. Yavé me dijo entonces: Hijo de hombre, estos huesos son toda la casa de Israel. Ahora dicen: “Nuestros huesos se han secado, nuestras esperanzas han muerto, hemos sido rechazados.” Por eso, profetiza. Les dirás esta palabra de Yavé: “Voy a abrir las tumbas de ustedes, oh pueblo mío, haré que se levanten de sus tumbas y los traeré de vuelta a la tierra de Israel. Entonces, cuando haya abierto sus tumbas y los haya hecho levantarse, sabrán que yo soy Yavé. Pondré en ustedes mi Espíritu y vivirán; los estableceré en su tierra y sabrán que yo, Yavé, lo dije y lo hice, palabra de Yavé.”

EL QUE NO CARGA SU CRUZ Y ME SIGUE NO PUEDE SER MI DISCÍPULO – 23 Domingo Tiempo Ordinario

0

santo evangelio

Lecturas del 23 Domingo de Tiempo Ordinario.

PRIMERA LECTURA

Del libro de la Sabiduría: 9, 13-19. ¿Quién es el hombre que puede conocer los designios de Dios? ¿Quién es el que puede saber lo que el Señor tiene dispuesto? Los pensamientos de los mortales son inseguros y sus razonamientos pueden equivocarse, porque un cuerpo corruptible hace pesada el alma y el barro de que estamos hechos entorpece el entendimiento. Con dificultad conocemos lo que hay sobre la tierra y a duras penas encontramos lo que está a nuestro alcance. ¿Quién podrá descubrir lo que hay en el cielo? ¿Quién conocerá tus designios, si tú no le das la sabiduría, enviando tu santo espíritu desde lo alto? Sólo con esa sabiduría lograron los hombres ende-rezar sus caminos y conocer lo que te agrada. Sólo con esa sabiduría se salvaron, Señor, los que te agradaron desde el principio.

SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 89, 3-4. 5-6. 12-13. 14 y 17. R/. Tú eres, Señor, nuestro refugio.
Tú haces volver al polvo a los humanos, diciendo a los mortales que retornen. Mil años para ti son como un día que ya pasó; como una breve noche. R/.
Nuestra vida es tan breve como un sueño; semejante a la hierba, que despunta y florece en la mañana y por la tarde se marchita y se seca. R/.
Enséñanos a ver lo que es la vida y seremos sensatos. ¿Hasta cuándo, Señor, vas a tener compasión de tus siervos? ¿Hasta cuándo? R/.
Llénanos de tu amor por la mañana y júbilo será la vida toda. Haz, Señor, que tus siervos y sus hijos, puedan mirar tus obras y tu gloria. R/.

SEGUNDA LECTURA

De la carta del apóstol san Pablo a Filemón: 9-10. 12-17.
Querido hermano: Yo, Pablo, ya anciano y ahora, además, prisionero por la causa de Cristo Jesús, quiero pedirte algo en favor de Onésimo, mi hijo, a quien he engendrado para Cristo aquí, en la cárcel. Te lo envío. Recíbelo como a mí mismo. Yo hubiera querido retenerlo conmigo, para que en tu lugar me atendiera, mientras estoy preso por la causa del Evangelio. Pero no he querido hacer nada sin tu consentimiento, para que el favor que me haces no sea como por obligación, sino por tu propia voluntad. Tal vez él fue apartado de ti por un breve tiempo, a fin de que lo recuperaras para siempre, pero ya no como esclavo, sino como aleo mejor que un esclavo, como hermano amadísimo. Él ya lo es para mí. ¡Cuánto más habrá de serlo para ti, no sólo por su calidad de hombre, sino de hermano en Cristo! Por lo tanto, si me consideras como compañero tuyo, recíbelo como a mí mismo.

EVANGELIO

Del santo Evangelio según san Lucas: 14, 25-33.
En aquel tiempo, caminaba con Jesús una gran muchedumbre y él, volviéndose a sus discípulos, les dijo: “Si alguno quiere seguirme y no me prefiere a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, más aún, a sí mismo, no puede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. Porque, ¿quién de ustedes, si quiere construir una torre, no se pone primero a calcular el costo, para ver si tiene con qué terminarla? No sea que, después de haber echado los cimientos, no pueda acabarla y todos los que se enteren comiencen a burlarse de él, diciendo: ‘Este hombre comenzó a construir y no pudo terminar’. ¿O qué rey que va a combatir a otro rey, no se pone primero a considerar si será capaz de salir con diez mil soldados al encuentro del que viene contra él con veinte mil? Porque si no, cuando el otro esté aún lejos, le enviará una embajada para proponerle las condiciones de paz. Así pues, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo”.

https://youtu.be/kJCNAhZvxxk

—————————————————-

Cursos de Biblia.

Introducción a la Biblia 
La Misa en la Biblia 
Evangelización Fundamental
Kerigma Cristiano