Shakes and Juices

Criterios para Interpretar la Biblia – Introducción a la Biblia 10

0

Criterios para Interpretar la BibliaLa Iglesia nos da tres reglas o criterios fundamentales que debemos respetar para leer e interpretar la Biblia conforme al Espíritu que la inspiró (CIC 111):

Estar Atentos al Contenido y Unidad de la Sagrada Escritura

Aunque la Biblia consta de 73 libros individuales, no debemos leerlos como si se tratara de libros independientes. Por muy diferentes que sean los libros que la componen, siempre hay que leer cada uno en el marco de los demás.

La Escritura es una y Cristo Jesús es el centro y corazón de esta. Por eso debemos leer toda la Biblia prestando atención a lo que hizo y dijo nuestro Señor Jesucristo. El mismo Jesús aclara esto cuando se aparece a los Discípulos de Emaús y explica lo que dicen las escrituras de él.

Lucas 24,27: Y les interpretó lo que se decía de él en todas las Escrituras, comenzando por Moisés y siguiendo por los profetas.

Leer la Escritura en la Tradición Viva de Toda la Iglesia

Hemos de leer la Sagrada Escritura siempre dentro de la Tradición de la Iglesia. Debemos estar atentos y ver cómo interpreta la Iglesia ciertos pasajes de la Biblia, especialmente en las oraciones y lecturas que ocupa en la Misa y celebraciones especiales.

Un hermoso ejemplo son las lecturas de la celebración de la Vigilia Pascual las cuales nos dejan entender algunos de los muchos pasajes del Antiguo Testamento que apuntan a la llegada de Jesús como el Mesías esperado.

Estar Atentos a la Analogía de la Fe

Por “analogía de la fe” entendemos la cohesión de las verdades de la fe entre sí y en el proyecto total de la Revelación.

Si vamos interpretar la Biblia correctamente, hay que tener cuidado de que nuestras interpretaciones no contradicen las que se enseñan en los credos y doctrinas de la Iglesia.

Ver la Clase en Video

La Tipología y los Dos Testamentos – Introducción a la Biblia 9

0

Tipología¿Qué es una Tipología?

Creo que debemos empezar esta lección explicando qué es una tipología. Una tipología bíblica es una prefigura que anuncia en el Antiguo Testamento lo que será una gran realidad en el Nuevo Testamento e incluso en estos los tiempos de la Iglesia. Dice el catecismo que en las obras de Dios de la Antigua Alianza hay prefiguraciones de lo que Dios realizó en la persona de su Hijo Jesús en el la Nueva Alianza. En otras palabras,

Hay muchos personajes, situaciones e historias descritas en el Antiguo Testamento que son muy similares a otras que suceden en el Nuevo Testamento.

De las cosas que más me gustan de la Biblia son precisamente las tipologías pues vuelven apasionante el estudio de las Sagradas Escrituras. Por experiencia te digo que cuando estudiamos con detenimiento estas prefiguraciones podemos aclarar mucho los mensajes que Dios nos quiere comunicar en su Palabra.

Comparación entre José (el soñador) y Jesús

Uno de los ejemplos de Tipología más impactantes de la Biblia es el que hay entre José el Soñador, Hijo de Jacob y el mismo Jesucristo. La lista de similitudes es larguísima, por eso solo vamos a ver el capítulo 37 del Génesis. Consulta con alma cada una de las citas que vienen a continuación para que compruebes por ti mismo que

  • José era Pastor (Génesis 37,2; Juan 10,11)
  • José era el Hijo más amado de su Padre (Génesis 37,3; Mateo 3,17)
  • Sus hermanos no le creían y lo odiaban (Génesis 37,4-5; Juan 7,5; Juan 15,24)
  • Rechazaron que José reinara sobre ellos (Génesis 37,8; Lucas 19,14)
  • Es enviado por el Padre a los Hijos de Israel (Génesis 37,14; Mateo 15,24)
  • Sus hermanos conspiraron contra él (Génesis 37,18-20; Mateo 27,1)
  • Algunos no querían mancharse las manos con su sangre (Génesis 37,21-22; Mateo 27,24)
  • Le quitan sus vestiduras (Génesis 37,23; Mateo 27,28)
  • Es arrojado a un pozo (Génesis 37,24; Mateo 27,59-60)
  • Al regresar al pozo no lo encontraron (Génesis 37,29; Juan 20,6-7)
  • Vendido por monedas de plata (Génesis 37,28; Mateo 26,15)
  • José es llevado a Egipto (Génesis 37,36; Mateo 2,13)

Hay quienes cuentan más de cien similitudes entre Jesús y José. Te invito conocer y analizar con calma la vida de José que la encuentras desde el capítulo 37 al 50 de Génesis y la compares con Jesús, y date la tarea de buscar similitudes con la vida de nuestro Señor Jesucristo.

Leer el Antiguo Testamento a la luz de Cristo

Esta es una de las maneras en la que vemos que el Antiguo y Nuevo Testamento están profundamente unidos y dependen el uno del otro, o como lo explicaba el mismo san Agustín:

El Nuevo Testamento está escondido en el Antiguo, mientras que el Antiguo se hace manifiesto en el Nuevo.

Por esta razón la iglesia enseña que tenemos que leer el Antiguo Testamento a la luz de Cristo muerto y resucitado. Por otra parte el Nuevo testamento debe ser leído a la luz del Antiguo.

Ver la Clase en Video

Nuevo Testamento – Introducción a la Biblia 8

0

Nuevo TestamentoEl Nuevo Testamento contiene 27 libros reconocidos por la Iglesia como inspirados por Dios. Estos libros nos hablan del nacimiento de Jesús, su ministerio de tres años, su pasión y glorificación, así como los inicios de la Iglesia bajo la guía del Espíritu Santo e incluso de la segunda venida de Jesús.

Los 4 Evangelios:

Mateo, Marcos, Lucas y Juan

son el corazón mismo de todas las Escrituras, pues son el testimonio principal de la vida y enseñanzas de Jesucristo, la Palabra hecha carne, nuestro Salvador.

De los Evangelios la Iglesia afirma:

  • Su Historicidad sin vacilar.
  • Comunican fielmente lo que Jesús hizo y enseñó para la Salvación de los hombres.
  • No hay ninguna doctrina que sea mejor, más preciosa o más espléndida que los Evangelios

Es importante saber que los autores sagrados escogieron solo algunas de las muchas cosas que Jesús hizo y enseñó, como dice en:

Juan 20,30: Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro.

Juan 21,25: Hay además otras muchas cosas que hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que ni todo el mundo bastaría para contener los libros que se escribieran.

Como nos dice san Juan en su evangelio, no todo lo que hizo Jesús ha quedado plasmado en el Nuevo Testamento.

Antiguo Testamento – Introducción a la Biblia 7

0

Antiguo TestamentoEl Antiguo Testamento abarca principalmente la historia del Pueblo de Israel y su espera del Mesías. Podríamos decir que esta colección de 46 libros apunta de manera general a la primera venida de Nuestro Señor Jesucristo, particularmente a la Pasión, Muerte y Resurrección.

La Iglesia reconoce que estos libros son divinamente inspirados, es decir son verdadera Palabra de Dios, por ende siempre ha rechazado la idea de prescindir del Antiguo Testamento, con el pretexto de que el Nuevo Testamento lo ha hecho caduco.

Lo que si nos advierte el catecismo de la Iglesia católica es que los libros del Antiguo Testamento pueden contener algunos elementos

Imperfectos y pasajeros

Por esa razón vemos de vez en cuando a Jesús perfeccionando la antigua Ley, por ejemplo en el Sermón de la Montaña podemos leer en:

Mateo 5,43-44: Ustedes han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores”.

Queda claro que Jesús viene a perfeccionar esos elementos imperfectos o pasajeros que tiene la antigua ley de Moisés y que fueron permitidos, entre otras cosas, por la dureza del corazón de aquel pueblo como dice en:

Mateo 19,8: Moisés, teniendo en cuenta la dureza de su corazón, les permitió repudiar a sus mujeres; pero al principio no fue así.

La Iglesia reconoce que los libros del Antiguo Testamento:

  • Dan testimonio del amor salvífico de Dios.
  • Contienen enseñanzas sublimes sobre Dios.
  • Contienen una sabiduría salvadora acerca de la vida del hombre.
  • Encierran admirables tesoros de oración (como los Salmos por ejemplo)
  • En ellos se esconde el misterio de nuestra salvación.

¿Verdaderamente Tienes Fe? – Padre Ernesto María Caro

0

Padre Ernesto María CaroDecir que tenem,os fe en Dios, en su Palabra, en sus promesas es algo fácil porque no implica nada en nuestro interior, pero creer es confiar en Dios y abandonarse completamente a su fidelidad y lealtad.

Por ese motivo no nos cansemos de pedir a Jesús que aumente siempre nuestra fe.

Juan 6,41-51. Los judíos murmuraban de él, porque había dicho: “Yo soy el pan que ha bajado del cielo.” Y decían: “¿No es éste Jesús, hijo de José, cuyo padre y madre conocemos? ¿Cómo puede decir ahora: He bajado del cielo?” Jesús les respondió: “No murmuréis entre vosotros. Nadie puede venir a mí, si el Padre que me ha enviado no lo atrae; y yo le resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: Serán todos enseñados por Dios. Todo el que escucha al Padre y aprende, viene a mí. No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Dios, ése ha visto al Padre. En verdad, en verdad os digo: el que cree, tiene vida eterna. Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.”

https://www.youtube.com/watch?v=C7fgbeLXpys

Evangelización Activa

Qué dice la Biblia de la Biblia – Introducción a la Biblia 6

0

San ArsenioLa Biblia misma nos enseña lo importante que es para nosotros en nuestra relación con Dios. Continuamente nos invita a meditar sus palabras, a corregir el camino, me recuerda que no estoy solo, que Dios viene caminando conmigo. Dice muchas cosas más. Leamos los siguientes versículos para saber qué dice la Biblia de la Biblia.

Alimento para el alma (Isaías 55,10-11): Como descienden la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, para que dé semilla al sembrador y pan para comer, así será mi palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mí de vacío, sin que haya realizado lo que yo quería y haya cumplido aquello a que la envié.

Luz en Mi Sendero (Salmo 119,102-105): De tus juicios no me he apartado, pues tú me los enseñas. ¡A mi paladar son dulces tus palabras, más que la miel para mi boca! Tus ordenanzas me han dado la inteligencia, por eso odio cualquier ruta mentirosa. Para mis pasos tu palabra es una lámpara, una luz en mi sendero.

Sabiduría que Lleva a la Salvación (2 Timoteo 3,15-17): Además, desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras. Ellas te darán la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien. Así el hombre de Dios se hace un experto y queda preparado para todo trabajo bueno.

La Palabra es Viva y Eficaz (Hebreos 4,12): En efecto, la palabra de Dios es viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo, y penetra hasta donde se dividen el alma y el espíritu, los huesos y los tuétanos, haciendo un discernimiento de los deseos y los pensamientos más íntimos.

Dichosos los que la Oyen y la Practican (Santiago 1,22-25): Pongan por obra lo que dice la Palabra y no se conformen con oírla, pues se engañarían a sí mismos. El que escucha la palabra y no la practica es como aquel hombre que se miraba en el espejo, pero apenas se miraba, se iba y se olvidaba de cómo era. Todo lo contrario, el que fija su atención en la Ley perfecta de la libertad y persevera en ella, no como oyente olvidadizo, sino como activo cumplidor; éste será dichoso al practicarla.

La Palabra Limpia (Juan 15,3): Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les he anunciado.

La Palabra Limpia el Corazón

Con relación a esta última cita bíblica quiero contar una hermosa historia de un santo llamado Arsenio, un discípulo suyo y la Biblia.

Cuentan que un novicio le dijo a San Arsenio: “Padre, es que yo leo la Biblia y no se me queda casi nada”.

El santo entonces mandó al joven a sacar agua de un pozo profundo con un canasto empolvado y sucio.

Después de una hora le preguntó: ¿Has logrado sacar agua?

Nada. – Responde el discípulo – Todo se sale por las rendijas del canasto.

¿Y el canasto cómo ha quedado? preguntó el maestro.

Ah, el canasto sí ha quedado totalmente limpio, sin polvo y sin basura.

Mira, le dijo San Arsenio: “Eso es lo que hace en tu vida la lectura de la Biblia, aunque no se te quede casi nada en la memoria, la Palabra Divina te va manteniendo el alma pura y limpia y va alejando de ti la mancha del pecado y la basura de los vicios”.