Por el abandono a la paz – Padre Ignacio Larrañaga

24

Talleres de oración y vida del Padre Ignacio Larrañaga

Por el abandono a la pazA nadie le gusta estar enfermo, ser víctima de incomprensión, fracasar, morir, pero estas cosas las podemos asumir, no con emoción, pues esto no causa ninguna emoción, sino con silencio y paz, como quien deposita en las manos del Padre una ofrenda doliente, pero fragante con silencio y paz. Por eso hablamos de experiencia oblativa y no emotiva, oblativa porque hay un morir, hay impulsos muy vivos pero muy negativos.

Nosotros usaremos la palabra abandono, palabra muy equívoca, siempre que la pronunciamos surge en los oyentes una serie de desinteligencias. Para algunos abandonarse equivale a pasividad, resignación, fatalismo, cruzarse de brazos. Tenemos que decir desde el primer momento que no se trata de un abandono pasivo sino dinámico, no solo eso, la vivencia del abandono coloca a las personas a su máximo nivel de productividad, de eficacia y potencialidad, dicho esto así de entrada puede chocar, pero ya se puede comprender que si se trata de abandonar lo más negativo del corazón, el resultado será eminentemente positivo.

En todo acto de abandono existe un NO y un SÍ. Porque existe un NO, por eso hablamos de experiencia oblativa, porque hay un morir a los impulsos más destructivos del corazón. NO a lo que yo quería o hubiese querido. ¿Qué hubiese querido?

- Venganza contra ese tipo que me ofendió: NO a esa venganza.
- Resentimiento porque todo me sale mal en la vida: NO a ese resentimiento.
- Vergüenza por ser yo tan poca cosa: NO a esa vergüenza.
- Lástima que hubiese sucedido eso. Eso ya sucedió, es un hecho consumado, no podemos volver atrás: NO a esa lástima.

Y así en el abanico general de la vida vamos diciendo NO, vamos muriendo a todo brote agresivo y negativo del corazón. Ya pueden imaginar que el resultado será eminentemente positivo.

Video

http://www.youtube.com/view_play_list?p=6F598EB979BA59D6

Otras entradas del padre Ignacio Larrañaga





24 comentarios para “Por el abandono a la paz – Padre Ignacio Larrañaga”

  1. Neyda Mendoza dice:

    CON FE TENEMOS TODO, SIN ELLA TENEMOS LAS MANOS VACÍAS Y ANGUSTIA EN EL CORAZÓN. ESPEREMOS DE DIOS Y EL NOS SANARÁ EN TODAS LAS AREAS DE LA VIDA !

  2. javier dice:

    gracias mil gracias al padre larragaña, estos videos me sirvieron muchisimo, estaba en el infierno de la depresion por una traicion casi muero, me abandoné ese suceso y hoy en dia soy feliz despues de tres meses de angustia y desesperanza.

    pd como puedo contactar al padre???

  3. JUANY dice:

    Estoy maravillada con el cambio que he tenido en mi alma, desde que estoy mas cerca de Dios, tengo dos años en grupo de la Iglesia, y dios dispuso un Taller de Oracion y Vida en mi camino y ahi estoy, feliz por el cambio que he tenido veo las cosas de la vida con mas claridad, mi vida era un caos como dice el padre estaba a punto de reventar y me abandone a Dios y sigo adelante. Gracias padre Larrañaga por sus palabras.

  4. Lupita dice:

    Bendito y Alabado sea Dios por haber encontrado esta pagina tras oir anoche (casi al final) una entrevista a ese gran siervo de Dios que es el Padre Larrañaga. Hace algún tiempo oí una reflexión de él por la radio y quedé maravillada, deseosa de encontrar esa fuente de agua fresca que son sus palabras.
    Sencillo, profundo, objetivo, real, maduro ……..
    Gracias a él y a todos los que le colaboran para ayudarnos a ser realmente felices y a hacer felices a los demas.

  5. maria chavez dice:

    me urge saber si existe aun y vive el padre Larragaña y comunicarme con el,agradecere comunicarme lo antes posible.favor enviarme la informacion,gracias..

  6. carmen nunez dice:

    Si les cuento, soy de las personas que siempre he creído en Dios. pero mis oraciones eran dirigidas en lineas erradas. Ya con la explicación del padre Larrañaga he aprendido a orar y a esperar. Aprendí a llorar pero a comprender y esperar que Dios haga su voluntad. Aprendí a caer en el pozo profundo, pero Dios me levanta y me dá luz y salgo de las tinieblas.
    Ahora me abandono en Jesús, recibo Paz, me da esperanza cada vez para triunfar, para escalar, para sonreir, para abrir los brazos y saber que mi Dios me espera por la puerta ancha cuando disponga de mí. Te amo mi Señor, te amo….. te amo……Carmen Nunez

Dejar un comentario

Página 1 de 11