Para Experimentar el Amor Hay que Dejarse Perdonar – Papa Francisco

0

En el evangelio de hoy aparece varias veces el verbo ver; los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Luego dijeron a Tomás, hemos visto al Señor. Pero el evangelio no describe al resucitado ni como lo vieron, solo dice un detalle: les mostró sus manos y el costado, es como si quisiera decirnos que los discípulos reconocieron a Jesús de ese modo, a través de sus llagas.

Lo mismo sucedió a Tomás, también él quería ver en sus manos la señal de los clavos y después de haber visto, creyó.





Dejar un comentario

Página 1 de 11